Buscar

Lo que la mayoría ignora sobre la ansiedad.

Actualizado: 21 ago

Hola mis muy queridos lectores. Les platico que estoy en varios grupos de Facebook (como muchos de ustedes seguramente), pero los que más visito son de mujeres y fíjense que he visto varias publicaciones en las que algunas de ellas piden ayuda, consejos o solo quieren desahogarse porque sufren de ansiedad.


He podido hablar con varias de ellas y por eso quiero platicarles un poco del tema.


La ansiedad es la manifestación de los miedos y las preocupaciones cotidianas de manera excesiva, se considera normal en situaciones como hablar en público o hacer una prueba, PERO cuando rebasa nuestro límite se vuelve un problema, nos da taquicardia, sudamos, nos sentimos cansados, tenemos insomnio, ¿les ha pasado? Ahora imagínense sentir eso todos los días, cuando se despiertan, cuando se les hace tarde, al tomar un vuelo, al reunirse con clientes... nos sentimos física y mentalmente agotados, eso merma nuestra salud, nuestras relaciones más cercanas, primero con nosotros mismos (al juzgarnos) y con nuestras familias, pues simplemente nuestros niveles de tolerancia en todos los aspectos disminuyen.


Lo que nadie me dijo y que tuve que ir viviendo y experimentado, es que esa sensación tiene un origen más profundo (¿ustedes lo sabían?, Yo no) tiene una raíz familiar, desde la forma en la que fuimos educados, en qué creía nuestra familia (papás, abuelos) nuestro entorno (en dónde crecimos, hábitos y costumbres del lugar, amistades, circunstancias, etc.). Conforme va pasando el tiempo nuestras conductas y personalidades se van reafirmando hasta que se vuelve abrumador y decidimos pedir ayuda.


Les dejo estos tips:


1. Pregúntense: ¿Qué me pasa? ¿Por qué me siento así? ¿De dónde viene?


2. Escúchense: sin juzgar, dense oportunidad de saber lo que sucede, nuestra sabiduría interior siempre tiene las respuestas.


3. Tómenlo con calma y déjenlo salir. Si quieren llorar, gritar, correr, permitan que eso que tienen atorado salga, de lo contrario, el cuerpo encontrará la manera de sacar todo aquello que le hace daño y por lo general es a través de la enfermedad. Así que pónganse atención, lo más importante somos nosotras, nuestra estabilidad física, emocional y mental para poder ofrecerle lo que somos a los que nos rodean.


4. Practiquen meditación o mindfulness. Si queremos cambios profundos, debemos estar dispuestos, los pretextos como "no tengo tiempo" "la vida no me alcanza", son eso pretextos, solo tomará 10 minutos antes de iniciar actividades o antes de dormir y hay muchas plataformas, videos, todo tipo de información gratuita para hacerlo, con paciencia, práctica y constancia lo lograrán

.

Si quieres hablar más sobre el tema y cómo puedo ayudarte a transformar tu vida, reserva una llamada SIN COSTO y será un gusto para mi poder platicar contigo.


 


49 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo